Publicidad

Cinco formas indoloras de invertir más para tu jubilación

La estrategia básica para tener la mejor jubilación posible es de una lógica tan aplastante como básica: ahorra todo lo que puedas, cuanto más, mejor. El problema es que decirlo siempre es más fácil que hacerlo. Estos cinco trucos te acercarán al objetivo.

En España todavía muchas personas siguen confiando en el sistema de pensiones de la Seguridad Social como principal sustento para su jubilación.  Sin embargo, la evidencia nos dice que es necesario contar con una aportación adicional para poder mantener el nivel de vida previo y para ello no hay otra alternativa que no pase por ahorrar e invertir. De hecho, cuánto más se ahorro, mejor, porque así el dinero crecerá más rápido por el poder de interés compuesto y más fácil será sopreponerse de los errores al invertir, que llegarán.

Estas son cinco formas indoloras de invertir para hacer crecer tus ahorros para la jubilación:

Cinco formas de invertir y ahorrar para la jubilacion

1- Apuesta por los fondos indexados

Pueden ser ETFs, si bien estos son más adecuados para el corto plazo, o fondos indexados propiamente dicho. Hablamos en cualquier caso de fondos de gestión pasiva que tienden a replicar a un índice concreto, como puede ser el Ibex 35 o el S&P 500, por poner dos ejemplos. Su ventaja está en su precio y en su rendimiento.

Al tratarse de fondos de gestión pasiva las comisiones suelen ser menores y al estar invirtiendo en todo un índice, sigue existiendo cierto grado de especialización. Pero la clave siguen siendo unas comisiones más bajas que en inversiones a largo plazo importan, y mucho. Para que lo tengas más claro, te ponemos un ejemplo: una inversión de 10.000 euros a 40 años con un rendimiento anual del 8% menos un punto porcentual en comisiones nos reportaría 2.071.255 euros. Ahora imagina que en lugar de pagar un punto porcentual en comisiones, pagas la mita. Tu beneficio se habrá incrementado en 300.000 euros ¿Merece ya la pena pensar en las comisiones?

2- Apuesta por asesoramiento ‘low cost’

Si realmente no te ves capaz de gestionar tu cartera deberías buscar un asesor que lo haga por ti, pero debes saber que pagarás cuantiosas comisiones. Dicho esto, hay asesores más económicos que otros y, sobre todo, servicios que pueden ayudarte a tomar estas decisiones. La mayoría de brokers cuentan con sistemas de alerta, servicios de estudio e informes que te ayudarán en este proceso.

La ventaja de la era de la comunicación y el exceso de información es que hay muchas fuentes de información en las que buscar, blogs de asesores a los que seguir y datos que recabar, sólo es cuestión de ponerse con ello.

3- Repasa tu cartera y rebalancea posiciones

Adapta tu estrategia a los cambios del mercado. La composición de tu cartera varía con la subida y bajada de tus inversiones. Si las acciones suben pero la renta fija no, tu porcentaje en acciones respecto al total de la cartera irá siendo mayor. Por eso es importante repasar tu cartera y ver como marchan tus inversiones para mantenerlas dentro de los porcentajes que deseas.

4- No pretendas ganar al mercado

Ser capaz de superar al mercado de forma rutinaria es muy complicado y no son tantos los inversores que lo consiguen. En cualquier caso, batir al mercado no debe convertirse en una obsesión porque puede inducirte a arriesgar más de la cuenta y cometer errores.

5- No vendas en pánico

Uno de los errores más comunes es dejar correr las pérdidas y cortar las ganancias, cuando deberíamos hacer lo contrario, es decir, mantener la acción cuando sube y vender cuando baja. El problema es que la mente humana está hecha para asegurar unas ganancias mínimas y sin embargo aferrarse a valores que caen pensando que se recuperarán. Hay que evitar hacerlo.

Si una acción cae por debajo de unos límites que debes marcar por operativa, véndela rápidamente, pero si sube, no mantenla.

Y si necesitas ideas de inversión, aquí tienes un post sobre planes de pensiones y otras alternativas de ahorro a largo plazo.

 

Imagen – tanatat en Shutterstock

Publicidad